Una Escuela Infantil para crecer con cariño

Los primeros años de vida de los niños/as son cruciales en su desarrollo. La atención que reciben, los estímulos que perciben, el cariño que sienten… son factores que contribuyen en el continuo desarrollo de sus capacidades, tanto afectivas como cognitivas.

Estos son los principios que sustentan nuestro trabajo en la Escuela Infantil de Jado, donde realizamos actividades muy diversas: txokos donde los niños/as pueden aprender en un ambiente acogedor a través de la interacción con sus compañeros/as, talleres experimentales que potencian la estimulación sensorial, juegos heurísticos en los que exploran con distintos objetos y satisfacen su curiosidad, así como otro tipo de actividades dirigidas a promover, con atención y afecto, un desarrollo equilibrado de sus distintas capacidades.

Con el propósito de que el servicio sea lo más completo posible y favorecer además la conciliación familiar, la Escuela Infantil de Jado incluye la opción del servicio de madrugadores y del comedor. Además, permanece abierta durante las vacaciones habituales del curso escolar: Navidad, Semana Santa, julio y los puentes.

Categoría: 

Compartir